Huella ecológica

Cada vez se apuesta más por un desarrollo sustentable y un uso eficiente de los recursos naturales. Gestionar, aprovechar y reutilizar el agua de lluvia genera un impacto positivo en el medio ambiente y la sociedad, al preservar la cantidad y calidad de los recursos hídricos.

Huella ecológica

Créditos LEED

  Este es un sistema de certificación creado por el Consejo para la construcción verde en Estados Unidos.(4)  Es un reconocimiento a los logros sustentables de ciertos proyectos de construcción e interiorismo que promueven ambientes más saludables, productivos, eficientes y verdes.

IPC Sustentable

El Índice de Sustentabilidad de la Bolsa Mexicana de Valores es un parámetro idóneo para reconocer las mejores prácticas de sustentabilidad de las empresas con el objetivo de construir una economía sólida, adecuada al contexto actual y futuro.

Desarrollos Urbanos Integrales Sustentables (DUIS)

Los DUIS son áreas de desarrollo integralmente planeadas que contribuyen al ordenamiento territorial de los estados y municipios, al tiempo que promueven un desarrollo urbano más ordenado, justo y sustentable.

Beneficios verdes

Los beneficios de las edificaciones sustentables van más allá de colaborar en la preservación del medio ambiente. Además del ahorro en los costos operativos, las edificaciones sustentables implican mejoras en la productividad y en la salud de los usuarios, reducción en los residuos, menor consumo de agua y energía.

Hipotecas verdes

La Hipoteca Verde es un crédito Infonavit que cuenta con un monto adicional para que el derechohabiente pueda adquirir una vivienda con tecnologías eficientes ó incorporarlas a la misma en caso de que la vivienda a adquirir no cuente con ellas. Los beneficios derivados de las tecnologías sustentables son varios:

Conservación de Humedales

Un humedal es una zona de la superficie terrestre que está temporal o permanentemente inundada, regulada por factores climáticos y en constante interrelación con los seres vivos que la habitan.(3)

Azoteas verdes

Es cuando se aprovecha el área de techos en casas y edificios para cubrirlo de vegetación, por medio de macetas con árboles, arbustos y plantas, transformando los espacios grises y vacíos en jardines, que ayuden a restablecer el ecosistema urbano.