DF cada vez menos preparado para temporada de lluvia
20 November, 2012

Según declaraciones del Director de Conagua, el DF no está preparado para afrontar precipitaciones como las de los últimos días. Ni siquiera cuando se culmine en 2015 el Túnel Emisor Oriente (TEO)

Las fuertes lluvias ocurridas esta semana, que afectaron tanto la zona sur como la zona norte, con los denominados “encharcamientos” (más de 87 en las distintas delegaciones de la ciudad y zona conurbada como Ecatepec) que ya alcanzan incluso los 70 cm, colapsando vialidades, transporte público y arriesgando la salud de la población tanto por las avenidas de agua como por la mezcla que expulsa el drenaje combinado; han puesto en evidencia una vez más, el problema de descarga y gestión pluvial que tiene la Zona Metropolitana del Valle de México.

En sus declaraciones el Director de Conagua, José Luis Luege, dijo que la incapacidad de la ciudad para recibir y desalojar volúmenes de agua como los de los últimos días se debe a la urbanización desordenada, ya que se han impermeabilizado las zonas de infiltración natural, con lo cual escurre mayor cantidad de agua y a mayor velocidad, sin que exista una regulación por parte de la tierra y la vegetación. Los escurrimientos pluviales ya no se infiltran, solo escurren por el asfalto y el concreto, saturando el sistema de alcantarillado que no tiene la capacidad de desalojar tanto el agua de lluvia, como las aguas negras de la ciudad.

A esto agregó la Coordinadora General de Protección Civil del Gobierno Federal, Laura Gurza, que “es una amenaza latente el hecho de que se vaya hundiendo la ciudad (en promedio 10 cm por año) y que ese hundimiento no sea homogéneo porque también va vulnerando la infraestructura superficial, entonces sí es muy importante que en el corto plazo, digamos en las futuras inversiones de la Ciudad de México, se haga un esfuerzo importante por reducir el riesgo de hundimientos que se generan en la ciudad por la extracción irracional del agua”, señaló durante la firma del Acuerdo de Asistencia Técnica del Banco Mundial en materia de Gestión Integral del Riesgo, a fin de que los 31 estados y el Distrito Federal cuenten con mejores mecanismos financieros para poder enfrentar las contingencias derivadas de los desastres naturales.

Para solucionar los problemas ocasionados por el escurrimiento pluvial en la zona metropolitana, Luege propone como solución recuperar los vasos reguladores naturales como el Lago de Texcoco, el Lago de Xico y las presas al poniente de la ciudad. De igual forma, propone recuperar la zona chinampera, poniendo como ejemplo el deterioro de  Xochimilco, en donde en los últimos 100 años, se pasaron de 20 mil hectáreas de chinampas a 900 mil.

Para que estás acciones se lleven a cabo el Director de Conagua destacó la importancia de reunirse con el recién electo jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, para recomendarle programas como la recuperación de lagos en la zona Metropolitana. “Le voy a insistir a Mancera que tiene que tomar el programa del agua para la Ciudad de México, el problema número uno es el agua, por falta de disponibilidad y por riesgo de inundación“.

Además de recuperar las áreas de regulación en la ciudad es fundamental promover programas de reutilización del agua de lluvia a gran escala, así como de infiltración, que ayudaran a solucionar 3 de los principales problemas generados por la mala gestión hídrica en la ciudad: las inundaciones, la sobre explotación de los acuíferos y los hundimientos.

Fuetes: El Universal, Radiofórmula, Excélsior y Televisa

 

La mala gestión pluvial, no es problema exclusivo del DF

En Guadalajara el problema se repite, debido a la urbanización desordenada que ha atravesado la ciudad en los últimos años, y a la ausencia de una intervención profunda contra inundaciones, el Área Metropolitana está condenada a padecer esta problemática en mayor intensidad conforme el paso de los años. Guadalajara, pues, padece de calles “impermeabilizadas” y no hay vasos reguladores suficientes para albergar los hasta 60 litros por metro cuadrado que se presentan ocasionalmente, cuando las tormentas se consideran como graves.

Aunque desde hace cuatro años se creó el Programa de Manejo Integral de Aguas Pluviales (Promiap), aparte de estudios y propuestas, no se ha llevado a cabo ninguna obra, según el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) debido a la insuficiencia presupuestal. Declaran que para desarrollar las obras necesarias para evitar las inundaciones requieren de un inversión de dos mil millones de pesos. Sin embargo, llevar a cabo estas obras  les implicaría ahorrarse las pérdidas generadas por las inundaciones además de los beneficios ecológicos que significan aprovechar el agua de lluvia y evitar la contaminación de las fuentes superficiales.

Como declara el profesor-investigador de la UdeG y experto en temas hídricos Arturo Gleason Espíndola, resulta primordial la inversión en programas de aprovechamiento de agua pluvial y el incremento de áreas verdes para iniciar un “proceso de mitigación de la inundación”. Además, señala que para lograr resultados en este tenor es necesario liderazgo político y compromiso con la ciudadanía, situaciones que difícilmente, asegura, son percibidas en las estructuras públicas en funciones.

De igual forma, el arquitecto Jenaro de Silva, académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), pide por su parte no ver los costos como “onerosos” en la inversión de los programas de aprovechamiento de agua pluvial, ya que “los beneficios son muy grandes”. Para De Silva, la solución a las inundaciones no está en el entubamiento, sino en la recuperación de los cauces naturales y en el diseño de parques lineales sobre estas vías.

Fuente: El Informador

Inundaciones en el centro de Puebla, por 4 toneladas diarias de basura en el Puente Negro

El vaso regulador del río San Francisco de la ciudad de Puebla, conocido como “Puente Negro”, recibe diariamente cuatro toneladas de basura, lo que ocasiona inundaciones que han llegado hasta el primer cuadro de la capital, según dio a conocer el titular de Protección Civil del municipio de Puebla, Gustavo Ariza Salvattori, quien lamento que sean los propios ciudadanos quienes arrojen tal cantidad de desechos a este cuerpo de agua, pues esto agrava el problema de inundaciones y accidentes que pueden provocarse.

El “Puente Negro”, ubicado sobre la Diagonal Defensores de la República y la zona de Los Lavaderos en esta capital poblana, se ha desbordado en varias ocasiones durante las últimas semanas, lo que ha ocasionado severas inundaciones en el nororiente de la ciudad, mismas que han alcanzado hasta el Centro Histórico.

La semana anterior el desbordamiento del “Puente Negro” puso en riesgo a más de la colonia Nacozari, debido a que chasis de autos, muebles, plásticos, desperdicios de alimentos, cadáveres de animales, colchones, llantas y toda clase de basura obstruye la filtración del agua hacia el entubamiento del río San Francisco, indicó.

Fuente: La Jornada del Oriente

ASG para impulsar una nueva economía

ASG para impulsar una nueva economía

Los criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno corporativo (ESG por sus siglas en inglés) se están convirtiendo en un impulsor financiero para los proyectos de infraestructura e industriales. Los bancos y fondos de inversión están cada vez más enfocados en el...

read more
CAPTACIÓN DEL AGUA DE LLUVIA

CAPTACIÓN DEL AGUA DE LLUVIA

BENEFICIOSD DE CAPTAR AGUA DE LLUVIA Si eres de las personas que quieren aprovechar el agua de lluvia que nos cae de las nubes, en vez de seguir viendo cómo se desperdicia al irse por las calles y el drenaje, a continuación, te explicamos lo que debes tener en cuenta...

read more
× Estamos para apoyarte