Prevenir contaminación

 

dd-remcion-contaminantes

El agua de lluvia en su origen es limpia, pero se ensucia en su paso por superficies contaminadas y al mezclarse con las aguas residuales en el alcantarillado combinado. Los escurrimientos pluviales son vistos como un problema por las inundaciones, sin embargo, si se cambia la forma de hacer las cosas y se aprovecha este recurso puede traer muchos beneficios.

inundaciones_neza_perdidas_7

Las consecuencias de las fuertes lluvias que cayeron en varías de las principales ciudades de América Latina dejaron una muestra de situaciones impactantes, Bolivia, Brasil, Colombia, México, en distintos puntos se repiten las imágenes, casas y carros bajo el agua, ríos que atraviesan las ciudades, deslaves, etc. Esta situación se hace más evidente año tras año, en ciudades como Ciudad de México o Bogotá, se va haciendo costumbre. Pero esta situación provoca preguntas cada vez más constantes en los ciudadanos ¿Y si se aprovechara esa agua, es potable, que hacer con esas enormes cantidades de líquido?

Desde su origen, el agua de lluvia es un recurso de muy buena calidad. Sin embargo, su pureza depende en gran medida del lugar en el que cae, ya que se escurre a través de superficies como techos y calles, arrastrando contaminantes que se encuentran adheridos a estas y que pueden ser tóxicos. Por ejemplo, en estudios realizados por Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha comprobado que en algunos techos tanto de zonas urbanas como rurales, se han registrado valores altos de metales que se pueden atribuir a la composición de los materiales con los que han sido elaborados. También algunos análisis han detectado niveles altos de coliformes totales y coliformes fecales, contaminación que puede ser producida por el excremento depositados por aves, roedores, etc.

basura

 

Por otro lado, en zonas urbanas con alto nivel de polución en el aire, la situación empeora ya que la atmósfera puede presentar una alto índice de elementos como: nitrógeno, oxígeno y en menor cantidad otros gases o contaminantes naturales y/o producto de la actividad humana. A esto hay que sumarle que en las ciudades las superficies por las que escurre el agua, tienen niveles más altos de basura, químicos, hidrocarburos y otros contaminantes. Por esta razón, si se quiere aprovechar el recurso pluvial, se recomienda que el líquido pase por un proceso que retire los contaminantes y sustancias que puede arrastrar el escurrimiento.

 

¿Agua de lluvia, problema de salud pública?

En la mayoría de ciudades, incluso en las que existe un desabasto de agua enorme como Ciudad de México, la lluvia es vista como un problema. Debido a que por una gestión inadecuada del recurso termina ocasionando inundaciones y generando problemas en las partes bajas de las ciudades, poniendo a veces en peligro la salud y la vida de las personas, ocasionando grandes pérdidas económicas y el mal menor, pero quizá el más recordado, afectando el tráfico.

inundacion-casa

Parte del problema se debe al descuido de las autoridades que no promueven una gestión adecuada del recurso. La lluvia por lo general, descarga una gran cantidad de agua en poco tiempo, situación que ha provocado que en la mayoría de ciudades de América Latina la prioridad de los gobernantes sea desalojar el líquido antes de que ocasione inundaciones, tirar el agua al sistema de alcantarillado o al río en el menor tiempo, con tal de evitar inundaciones. Acción que en algunos casos es contra producente, ya que el drenaje se satura y los ríos se desbordan, provocando mayores tragedias aguas abajo.

El agua de lluvia arrastra a su paso con toda la basura (plásticos, papeles, latas, cartón) y contaminantes orgánicos o químicos (aceites, metales, restos de comida, heces de mascotas) que encuentra en las superficies por las que escurre. Es ahí en donde también juega un papel importante la sociedad, ya que si el agua lleva polución, suele ser debido a las actividades humanas y al descuido que a veces se tiene ante el entorno. Algunas cosas son más difíciles de controlar como los aceites y contaminantes que expulsan los vehículos, o los metales que se encuentran en los techos y otras superficies. Pero la contaminación generada por la basura que es arrojada a la calle se puede evitar con campañas de educación civil.

inundaciones-guadalajara

Por otra parte, en la mayoría de ciudades de América Latina, existe un sistema de drenaje combinado, que deposita en el mismo desagüe los escurrimientos pluviales y las aguas negras. En este proceso el agua de lluvia que antes estaba relativamente limpia, se mezcla con el agua residual. Situación que empeora en la temporada de lluvia cuando aumenta de forma drástica la cantidad de flujo (entre 5 y 8 veces más) y el sistema no cuenta con la capacidad para desalojar una cantidad tan elevada de líquido, provocando que se colapse y termine expulsando la mezcla de agua que lleva: sólidos gruesos, basuras flotantes, grasas, agentes orgánicos DBO y no orgánicos DQO, así como agentes patógenos. Esta combinación tóxica en la mayoría de los casos es desalojada por las coladeras de las calles o en el peor de los casos por los sistemas de desagüe de las casas, generando graves problemas de inundación. También en muchas ocasiones esta mezcla de aguas tóxicas termina siendo descargadas en ríos o canales, contaminándolos y poniendo en riesgo la salud de la población, provocando enfermedades como dermatomicosis, infecciones respiratorias agudas, parasitosis, fiebre y diarreas. Además degrada las fuentes de agua y deteriora el medio ambiente afectando la flora y fauna que habita en estos ecosistemas hídricos.

Ante el reto que supone el aumento de la población y la escasez del suministro, tanto en las zonas urbanas como rurales, la captación de agua de lluvia y nuevos sistemas para su correcta gestión, vuelven a verse como una solución para ahorrar y aumentar las reservas de agua.

Aprovechar el agua de lluvia, una solución

 

esquema TT

Reutilizar el recurso pluvial, ofrece una doble solución, por un lado se evita inundaciones y por el otro se ahorra agua y proporciona un aumento en las reservas de este líquido vital. Sin embargo, cómo se ha comentado, la calidad del agua de lluvia depende mucho del lugar, de los contaminantes que se encuentren en el aire y en las superficies por las que escurre. Por esta razón para su correcto aprovechamiento es necesario que pase por un proceso de limpieza y que sea almacenada de forma correcta, siguiendo un tratamiento adecuado:

Separación: Retirar del escurrimiento las basuras, grasas y sedimentos. Para evitar que deterioren el líquido y saturen el sistema de almacenamiento. Este proceso se lleva a cabo por medio de un separador hidrodinámico avanzado.Con este proceso se obtiene un agua de buena calidad para ser almacenada y reutilizada, pero si requiere mayor limpieza se debe pasar a un proceso de filtrado

Filtrado: En este proceso se retiran con mayor profundidad contaminantes como: metales, químicos y materia orgánica. Existen filtros con distintos medios (Zeolita, Carbón Activado, Sílice, Perlita, entre otros) que permiten eliminar micro partículas de acuerdo a las condiciones de cada lugar. El agua queda con muy buena calidad, no potable, pero si se puede utilizar para procesos industriales, limpieza o para infiltrar en el subsuelo.

Almacenamiento: Se debe guardar el agua ya limpia en un lugar seguro y en buenas condiciones, bien tapado, para evitar que entren los rayos del sol o cualquier tipo de contaminantes que puedan deteriorar la calidad del agua y generen organismo que puedan afectar la salud.

El agua de lluvia limpia y almacenada en buenas condiciones puede durar aproximadamente dos meses.

En algunos casos pueden encontrarse bacterias o patógenos que los filtros no podrán retirar, por lo tanto se recomienda que no se utilice para consumo humano. Sin embargo, muchas veces utilizamos agua potable para funciones en las que se puede utilizar un agua con optimas cualidades como la de lluvia, como pueden ser: riego de áreas verdes o cultivos, limpieza de vehículos o maquinaria, lavado de superficies y de ropa, WC sanitarios, procesos industriales o infiltración, por citar solo algunos usos.

Si se quiere utilizar para consumo humano se recomienda que pase por un proceso de potabilización, ya sea: osmosis inversa, cloración, rayos ultravioleta (UV), purificación por ozono, entre otros.

La captación y reutilización del agua de lluvia en varios países del mundo se está viendo como una solución para los problemas de abasto que sufren las grandes urbes cada vez más pobladas y el reto que está suponiendo un clima inestable, de fenómenos cada vez más intensos e impredecibles. Aprovechar los escurrimientos pluviales permite tener líquido de calidad para diferentes usos no potables y mitigar los efectos de inundaciones. De igual forma, al evitar que escurra por superficies contaminadas y que arrastre las basuras que se encuentran en las zonas impermeables, previene el deterioro de cauces naturales y también cuida de las reservas subterráneas de agua.

Primeras lluvias del año las más contaminantes

contaminacion-calles

Las primeras lluvias del año, suelen ser las que arrastran más contaminación, ya que son las que llevan la basura y polución que durante meses se ha depositado en superficies impermeables como techos o asfalto. Lo que no ha sido absorbido por la tierra, lo que baja de los tejados, lo que permanece en las calles, todo lo va llevando la lluvia, por lo general cae en los drenajes y los satura como sucedió con las primeras lluvias que cayeron en el DF en 2011, o termina en los ríos y lagos contaminando los cuerpo de agua locales.

Si ese primer escurrimiento arrastra basura y polución, suele ser debido a las actividades humanas y el descuido que a veces tenemos hacia nuestro entorno. Algunas cosas son más difíciles de controlar como los aceites y contaminantes que expulsan los vehículos, pero otras como la basura que es arrojada a la calle, se pueden evitar de forma más sencilla.

De cierta manera todos podemos ayudar a mitigar inundaciones y prevenir la contaminación de cuerpos de agua en la actualidad (ríos, lagos, quebradas) y a futuro (mantos acuíferos), siguiendo simples acciones como las siguientes:

  • No tirar nada en los drenajes, ningún tipo de basura u hojas. Estos drenajes son para que se vaya el agua de lluvia, si se saturan por desechos, ya hemos visto que colapsa subiendo otro tipo de agua no tan agradable.
  • Repare su vehículo o cualquier otro equipo mecánico si ve que gotea aceite.
  • Recicle la basura de forma adecuada y no la arroje a la calle. Recuerde que terminará en el drenaje y se regresará en su contra.
  • Evite utilizar fertilizantes o productos químicos que puedan contener tóxicos en espacios externos, ya que la lluvia terminará arrastrándolos.

El tema del primer escurrimiento ha sido ampliamente tratado en Estados Unidos y Europa, sin embargo en América Latina apenas se tiene en cuenta. Las primeras lluvias del año, suelen ser las que arrastran más contaminación, ya que son las que llevan la basura y polución que durante meses se ha depositado en superficies impermeables como techos o asfalto. Durante esta fase, los contaminantes son lavados y arrastrados por el agua. La concentración de estos contaminantes es normalmente mayor en comparación con el resto de la tormenta, sobre todo en las zonas urbanas, en las cuales se encuentran amplias áreas impermeabilizadas por las cuales escurre el agua llevando la polución hacia el alcantarillado, cauces naturales o acuíferos.

dd-basura-centro-comercialDd-6 aceites

La importancia del efecto del escurrimiento inicial es el cambio acelerado en la calidad del agua de lluvia de principios de temporada, resultado del arrastre y lavado de partículas, sedimentos, grasas y elementos orgánicos que se suspenden o diluyen en las superficies por las que pasa el agua, como suelos, techos o vegetación. En la mayoría de normativas de aprovechamiento de agua de lluvia en Europa y Estados Unidos, se recomienda deshacerse de este primer escurrimiento para evitar que contamine el agua almacenada. Sin embargo, esto no soluciona el problema y ya existen equipos con la tecnología para tratar toda el agua de lluvia.

  • Inicia un proyecto